22 de abril de 2011

DIÁLOGO N°45… CON MI AMADO JESHUA… Y “SENTIDO MENSAJE… RECIBIDO DE UN JAPONÉS QUE PERECIÓ EN EL TERREMOTO DEL JAPÓN”...

Por:ANSHELINA…La Luz que llama a despertar

WebSite:http://loqueheaprendidode.blogspot.com

Email:laluzquellama@gmail.com

WebSite:http://escritores-canalizadores.blogspot.com

Esta mañana al despertarme, me he quedado relajada dialogando contigo mi amado Jeshua, y pensando también en la conmemoración de “Semana Santa”… en un momento dado he empezado a hablar contigo y a tratar de sentir una ínfima parte del dolor que tu sentiste, cuando sacrificaste tu vida, para enseñarnos sobre el Amor y la Compasión Incondicional, la Entrega, el Perdón, que era la herencia que querías dejarnos… Entregaste tu cuerpo y tu vida a los 33 años… para regalarnos esa herencia que nosotros ni siquiera hemos tenido en cuenta… hemos olvidado… solo vemos externamente… Entonces cada año se revive con gran pompa tu muerte… como en un escenario de película, en el cual sacan a relucir tu figura tallada en madera sobre una cruz, perfectamente hecha por las manos del hombre… pero muy pocos humanos ponen en práctica tus enseñanzas que dejaste hace 2000 años…

Amado Sananda… ahora estoy hablando contigo y aparece en frente de mi el rostro de un hombre japonés que me habla en ese idioma… y como yo no lo conozco le pregunto… ¿Qué me estás diciendo que no te entiendo?... Y entonces me llega este mensaje en mi idioma

“Nosotros estamos pasando, por lo que pedimos que sucediera”… durante tanto tiempo nos olvidamos de ti amado Jesús el Cristo, que diste tu vida y sufriste inmensos dolores... ¡cual sería tu dolor!… Ya habías pasado en silencio por todos los golpes y por todas las caídas, cargando una pesada cruz, y jamás se escuchó de tus labios una expresión de protesta… ¡Cual sería tu dolor y tu tristeza… que ya a punto de morir, dijiste esas dos frases… tan potentes!… ¡Padre ¿porqué me has abandonado?!... ¡Padre aparta de mí este cáliz!... ¡que hicieron que el cielo se oscureciera y cayeran rayos y centellas y la Tierra se moviera!

¡Eso estamos repitiendo nosotros!...

Nosotros nos olvidamos de Ti… y ¡nos dedicamos a correr, a trabajar, a afanarnos, a producir, a producir, a producir!… y ya no éramos tus hijos… ¡éramos máquinas… literalmente máquinas de producción!… sin corazón, sin emociones, sin alegría, sin amor, sin tristeza, sin generosidad y dulzura, sin ternura, sin abrazos, sin besos… ¡solo éramos máquinas!… y después, instalamos plantas nucleares, sabiendo conscientemente, que representaban un grave peligro, no solamente para nosotros, sino para la Tierra… para nuestro Planeta que nos lo había dado todo… envenenando sus aguas, envenenando su aire, envenenándonos todos nosotros, seres humanos, que decidimos vivir en este país llamado Japón.

¡Ahora estamos recibiendo el fruto de lo que hemos sembrado!... pero le estamos mostrando al mundo… a todos en esta Madre Tierra… ¡lo que no se debe hacer!… Estamos a punto de hundirnos en el agua, como Atlántida o Lemuria… y así muchos países que han seguido el ejemplo de nosotros, también van a desaparecer… ¡se viene la debacle!...

Nuestra “amada” Madre Gaia… digo “amada” como una expresión solamente, porque nunca la he amado… hasta ahora la estoy reconociendo como un ser que siente, que tiene vida, que se mueve -porque lo que tiene vida tiene movimiento… Ahora ya casi estamos a punto de finalizar nuestra existencia como país… y somos conscientes de eso

¡En este momento estoy “amando” a Gaia!... ¡pero ya no tengo nada más que hacer!… ¡Ha llegado el arrepentimiento demasiado tarde, la consciencia, el análisis desde el corazón!… ¡Nos olvidamos de nuestros corazones, de nuestras consciencias, del Amor!... y… ¡la compasión incondicional… no sabíamos que existía!... Ahora nos disponemos a mostrar ante el mundo… ¡lo que no debimos hacer… lo que no se debe hacer!… tratando de motivar el gran cambio a nivel planetario, para que cuando vean que nos hundimos en el mar, con todas nuestras fábricas, con toda nuestra tecnología y con nuestras plantas nucleares… se den cuenta de que también muchos más que se sienten seguros, pueden pasar por este doloroso proceso

¡Por favor consciencias y corazones de los hombres!… ¡despierten!… ¡despierten!… ¡despierten!… ¿Qué más están esperando ver?... ¿Qué más desean que suceda tan contundente, para que despierten?… ¿No se dan cuenta que la madre tierra Gaia ya no resiste más?... Y que ya está preparada, para dejar atrás a todos los que como nosotros… ¿nunca hemos querido reaccionar ni despertar?... ¡despierten!... ¡despierten!... ¡despierten!

¡Abran los ojos!... pero sobre todo… ¡abran el corazón, la conciencia… y empiecen a amarse primero a sí mismos!… y luego amen la Madre Tierra… amen a la humanidad y amen a la creación… ¡que inocente, paga por nosotros!… ¡dan sus vidas por nosotros, los sacrificamos… sin darnos cuenta que también como Gaia, son seres sintientes!

¿Por qué?… ¿por qué nos obnubilamos tanto?... ¿por qué nos olvidamos de nuestra belleza interior, de nuestra grandeza, de nuestra divinidad?... ¿Tenemos que morir para entenderlo?...

¡Yo soy uno de los seres que hemos partido en este terremoto y en ese tsunami!… y ¡toda mi familia también partió conmigo!… y… ¡todos mis vecinos también perecieron!

¡Por eso vengo… con conocimiento de causa… porque lo he vivido… porque me ha dolido… porque lo he pasado con mi familia… y con todos mis hermanos que masivamente también han partido!… Fue una prueba muy dolorosa para nosotros… y sobre todo… para los que quedaron vivos, sin Paz, sintiéndose siempre en peligro, y extrañando a los seres queridos que partieron en un instante trágico… y por todas sus posesiones materiales a las cuales han estado apegados y que para ellos ya es muy difícil recuperar

Quiero dar fe también, de que EL PADRE en su inmenso Amor, nos estaba esperando con sus brazos abiertos… y no nos ha hecho ningún reclamo, no hemos escuchado de EL ni una sola palabra de amonestación, o de reproche, o de queja, o ¡de hacernos sentir mal por nuestra irresponsabilidad!… nos acogió en sus brazos como el Padre mas amoroso… ¡como si nunca hubiéramos hecho nada negativo para nuestras vidas… y para un planeta entero, que ahora se ve afectado por nuestros actos egoístas!

¡¡¡Despierten, despierten, despierten!!!… ¡escuchen por favor!... o prepárense para pasar por el proceso doloroso que nosotros hemos pasado… y que aún nos falta por finalizar como raza japonesa… ¡¡¡despierten, despierten, despierten!!!

Jamás me había pasado nada parecido a esto… no he podido contener las lágrimas… y he sufrido mucho recibiendo este mensaje… de un ser desesperado porque lo entendamos y por hacernos reaccionar… ha insistido mucho en que ¡despertemos!...¡despertemos!... ¡despertemos!... ¿Cuándo vamos a despertar?...

Recibido por: ANSHELINA… La Luz que llama a despertar

Hoy jueves 21 de abril del 2011 a las 6.30 am

2 comentarios:

vesquivel dijo...

Muy conmovedor el mensaje mas yo me pregunto ¿que habrá de suceder mas para que los seres humanos dejemos a un lado odios, rencores, malas acciones? En lo personal siento que aquí en México vivimos tantos horrores; autoridades corruptas, políticos que sólo ven por sus intereses, narcotráfico, violencia...la gente está dormida, vive en la inconciencia. Se distrae con futbol, telenovelas, programas sosos de contenido sexual. Se la pasa renegando y criticando, emitiendo sólo pensamientos y acciones negativas. Mas bien parece un plan perfectamente orquestado desde la obscuridad para que todo siga así, empeorando donde el anarquismo, la apatía y demás negatividades sigan campeando por la mente del colectivo.
Con amor y que Dios nos dé la resistencia necesaria.

Alexiis dijo...

Estoy totalmente de acuerdo Vesquivel, lo único que puede sacarnos de esta situación es el AMOR que es la energía vital, nos tenemos que amar a nosotros para poder amar a los otros.
Con amor, Alexiis