1 de septiembre de 2009

Cuadernillo N° 18

1 de septiembre, 2009

· La mística del sonido:

§ Corno recitar el sonido “OM”

§ El mantra de la compasión

§ El mantra del Buda de la medicina

§ El mantra de Tara: el Buda Femenino

§ El rnantra purificador de Vajrasattva

§ El mantra del Buda de la sabiduría

§ Mantra arquetipo “AUM MANI PADME HUM”

§ ¿El poder de autosugestión?

· El mantra — OM NAMO MARAYNAYA

· El sutra de la autocuración

· Mantras de los Siete Rayos

· Mantras de la suerte:

§ OM, el rnantra universal

§ Siva mantra o mantra del bienestar

§ Mantra para prolongar la vida

§ Mantra para la prosperidad

§ Mantra tántrico para atraer el amor

§ El Krishna mantra o mantra del gran poder

*****

LA MÍSTICA DEL SONIDO

Lamas y maestros orientales han usado el poder de la palabra desde tiempos inmemoriales. Con el paso de los siglos, los mantras se han hecho famosos en Occidente por sus cualidades protectoras, curativas, y su capacidad para hacer vibrar nuestra energía interna.

Los mantras se han hecho famosos por sus poderes curativos. Sin embargo, en principio sólo son formas de expresar la propia naturaleza divina de cada uno. No son sonidos extraños y ajenos. En nuestro interior vibramos con esos sonidos.

Recitar un mantra tiene un efecto similar al del diapasón que hace vibrar las cuerdas de una guitarra. Pronunciando las sílabas de un mantra hacemos vibrar nuestras propias energías internas. Muchos meditadores saben por experiencia que el acto de recitar mantras trasciende los sonidos y palabras externas. Se trata más bien de escuchar el sonido interior que siempre ha morado en nosotros.

También la repetición de un mantra es una forma de proteger la mente. Los mantras se utilizan como métodos para enfocar la mente y evitar distracciones. Todos los sonidos son puros y divinos pero nuestra mente nos hace verlos ordinarios y nos provocan atracción o repulsión.

Aunque los mantras tienen como objetivo la realización última, suelen tener efectos más inmediatos en quien los recita. Lo importante es la fuerte creencia en su poder. Los mantras, a veces, se recitan para obtener poderes paranormales o para controlar los elementos. Hay mantras para curar enfermedades, para atraer lluvia, para tener buenas cosechas, para lograr un marido o una esposa, para hacer un negocio con éxito, etc.

Siguiendo una explicación hindú, la etimología de la palabra mantra proviene del sustantivo manas y la raíz tra, que puede ser traducido como "proteger". El mantra es, en ese caso, un talismán mental que genera una onda que permite al corazón permanecer sereno, inmutable, libre de tribulaciones y ansiedades, expandiendo serenidad y "lucidez implacable" a otros seres y al planeta mismo. Desafortunadamente, no todos los mantras son parabienes.

La Cristiandad no es ajena a este fenómeno de los mantra, pues, aunque sea sólo un botón de muestra, la palabra "amén", poseyó, en sus inicios, un claro y definido sentido mántrico.

El mantra es un vocablo o conjunto de vocablos místico-esotéricos que se emplean para estimular y liberar el potencial energético que todos llevamos en nuestro interior y nos ayuda en la búsqueda de la verdadera Naturaleza que nos trasciende, pero que está en nosotros mismos.

En consecuencia, cabe añadir que los mantras armonizan las funciones de los chacras, acelerando dichos centros; estimulan las glándulas, liberando las energías escondidas en nuestro interior y actúan en nuestro organismo provocando un estado de tranquilidad psíquica en el sistema neurocerebral. Con su repetición, se consigue evitar la dispersión de la mente, manteniéndola canalizada hacia un ideal determinado que podría ser el conocimiento de lo infinito y lo universal y la identificación con Dios, permitiéndonos conquistar "estados superiores de Conciencia".

Como punto final añadiré que el mantra no consiste sólo en un sonido físico que pueda ser escuchado por nuestro oído; es un sonido espiritual que tan sólo puede ser captado por el corazón, pues el mantra sólo es eficaz cuando se está unido a él en su esencia más profunda.

Como resultado de todo ello puede asegurarse que el objeto perseguido por el mantra es el nacimiento del Yo Superior.

Ahora bien, para conseguir que esta premisa se haga realidad ¿cómo saber cuál es el mantra que debemos elegir para nuestro trabajo?

En el contexto oriental, OM y AUM son los mantras - Hindúes-más conocidos. En los dos aparece la letra "m", como en la mayor parte de los mantra, que contienen las consonantes "m" o "n", sílabas que parecen resonar en la cabeza aun cuando se repitan en silencio. El OM simboliza el origen, la fuente suprema, el Absoluto. Es una palabra evidentemente creadora, considerada por muchos como la esencia de todas las manifestaciones del Universo, inherente a todos y cada uno de los fenómenos expresados por la Naturaleza, fuerza a partir de la cual derivan las otras fuerzas. Está tan próximo a nuestras vidas como el aire que nos rodea, resonando en el eterno presente, dando ritmo a los corazones y hablando al alma que tiene oídos para oír.

El simple hecho de imaginar las consonantes "M" y "N"- lo que conlleva todo un complejo "ritual" de ajuste de todo el aparato de la voz, músculos y resonadores incluidos- puede desencadenar una suave onda vibratoria en la región del cerebro situada entre los ojos y bajo la frente (por encima del entrecejo), generando una óptima tonicidad expansiva a través de la vasta y compleja red de los circuitos de nuestro sistema nervioso.

Ese ajuste del aparato generador de sonido provoca que una programación de la onda vibratoria hacia el centro del cráneo haga vibrar, por resonancia de su frecuencia, la hipófisis y la glándula pineal, a través del acento o apoyo dado al último fonema del mantra "MN", al expulsar el aire por las fosas nasales, tal como apunta C. Fregtman. Como sabemos -sigue sosteniendo- la glándula hipófisis controla la síntesis de numerosas hormonas y se relaciona con la orientación espacio-temporal y el equilibrio. La glándula pineal, por su parte, coordina el ritmo o pulso respiratorio, los latidos de nuestro corazón, así como el funcionamiento armónico de nuestras glándulas sexuales.

Podemos pues apreciar las implicaciones anonadoras de una acción encubierta -de la que está crudamente plagada esta vida de relaciones- que tuviera como objetivo la introducción subrepticia de gérmenes mántricos sintetizados a partir de una manipulación sonora de esos sonidos -la "M" y la "N". Con esos cómodos y quizá benditos amortiguadores psíquicos, la apagada, cuando no sórdida vida diaria, nos mantiene ajenos a todo el tropel de empellones condicionantes y encubiertos que se nos echan encima con una intensidad cada vez más alarmante.

Hoy en día sabemos que el canto desarrolla la respiración, aumenta la proporción de oxigeno que riega el cerebro y, por tanto, modifica la ciencia del emisor. ¿Por qué, entonces, levantamos las cejas con un ligero pestañear, cuando nos hablan de un Mantra?

COMO RECITAR EL SONIDO "OM"

En el hinduismo recitar el OM es una de las prácticas esenciales. Se dice que tiene muchísimos efectos positivos en la psique, además de purificar y limpiar el cuerpo a todos los niveles, burdos y sutiles. Muchas de las prácticas hinduistas comienzan con la recitación lenta y pausada del OM. Con ello la mente se calma y el cuerpo se relaja. Así uno puede dejar de lado las distracciones del día y enfocarse en la meditación.

Para recitar la sagrada silaba OM lo ideal es sentarse en la postura del loto. También se puede usar el medio loto con el pie sobre la pantorrilla, pues se dice que la presión sobre esta parte del cuerpo ayuda a despertar la "kundalini". Conviene alternar la postura de las piernas, es decir, poner el pie derecho sobre la pantorrilla izquierda en algunas ocasiones y en otras al contrario. Otra postura también aconsejada consiste en sentarse de rodillas sobre los tobillos, pudiendo colocar un cojín entre las piernas. No obstante, si esta postura no es posible, siempre se dice que lo más importante es tener la espalda derecha.

Hallada la postura más confortable, se inspira profundamente y se espira recitando el OM. La silaba Om está compuesta de tres sonidos: AH, UH y M; así pues dividiendo el tiempo de cada espiración en tres partes, en cada una se recita uno de los sonidos del OM. La recitación seria un largo y lento Aaauuummm. La práctica ideal aconseja unas doscientas recitaciones en una misma sesión.

Aunque esta recitación no tiene un fin terapéutico concreto, es de gran utilidad para la limpieza psíquica, el equilibrio y la paz interna. Lo interesante es que los efectos de este mantra universal se pueden sentir inmediatamente.

EL MANTRA DE LA COMPASION

El mantra de la Compasión universal, OM MANI PEME HUM, es uno de los más utilizados en el Tíbet. Las enseñanzas dicen que recitándolo ochocientas veces temprano, por la mañana, nunca se cae enfermo, ni siquiera por contagio; además se obtiene riqueza y éxito en los negocios y no hay quien te pueda dañar.

La forma de recitarlo es sencilla. Sentado o recostado cómodamente -pero siempre con la espalda derecha- uno trata de visualizar la deidad de la compasión o, en su lugar, una esfera de luz blanca que representa la compasión universal. Esta luz se puede visualizar sobre la coronilla o, también, frente al meditador, a la altura de las cejas y a una distancia de un metro y medio. Para evitar distracciones conviene visualizar la esfera radiante y luminosa, y al mismo tiempo pesada.

Hay que recitar el mantra manteniendo la visualización lo más claramente posible. Mientras se recita, el meditador se imagina que de la esfera salen innumerables rayos de luz que penetran por la coronilla, llenando todo el cuerpo de luz y gozo. Al final, acabada la recitación, imagina que la esfera de luz penetra por la coronilla y se absorbe en el corazón, recibiendo así todas las bendiciones del Buda de la compasión.

El mantra de la compasión también se puede usar para obtener agua con propiedades curativas. Para ello se visualiza la compasión universal, sea en forma de esfera de luz blanca o en forma de deidad, sobre un recipiente de agua limpia (una botella de agua mineral, por ejemplo). El mantra se recita el mayor número de veces posible y se visualiza que la esfera derrama luz y néctar blancos que son absorbidos por los átomos de agua.

Acabada la recitación, el adepto imagina que la esfera de la compasión se disuelve en el agua. Beber esta agua ayuda a la curación y aumenta el poder del organismo para asimilar los medicamentos.

EL MANTRA DEL BUDA DE LA MEDICINA

TAYATA OM BEKANDSE BEKANDSE MARA BEKANDSE BEKANDSE RANDSA SAMUD GATE SOHA.

Así reza el mantra del Buda de la medicina, que fundamentalmente sirve para curar enfermedades de la piel aunque se utiliza para todo tipo de dolencias y obstáculos. Este mantra es muy utilizado, por ejemplo, para tener éxito en la consecución de un proyecto.

El procedimiento de la recitación es el mismo que el apuntado anteriormente, si bien esta vez se visualiza el Buda azul de la Medicina o, en su defecto, una esfera de luz azul que, en esencia, representa al Buda de la Medicina. Se puede visualizar en frente o sobre la coronilla. Al recitar el mantra, el recitador imagina rayos de luz y néctar que emanan de la esfera de luz, penetran por la coronilla y limpian de todas las enfermedades, bloqueos y tensiones.

Al acabar la oración el Buda se absorbe por la coronilla hasta hacerlo llegar al corazón, desde donde se sienten sus bendiciones.

Con este mantra también se puede obtener agua curativa por el mismo procedimiento descrito en el mantra de la compasión. En particular sirve para aumentar el poder de medicamentos y tratamientos médicos. Es útil recitar el mantra visualizando al mismo tiempo cómo el Buda de la Medicina se derrama sobre los fármacos o sustancias que estemos ingiriendo, e imaginando que éstos se llenan de la energía luminosa nuclear del Buda de la Medicina.

EL MANTRA DE TARA: EL BUDA FEMENINO

OM TARE TUTTARE TURE SOHA

Tara es la energía femenina iluminada, que representa la sabiduría activa, ágil y práctica, esa energía rápida e inmediata que está presente en el momento preciso. Tara es también la gran liberadora, puesto que nos libera de todo aquello a lo que tememos: terremotos, inundaciones, atracos, incendios... Por ejemplo, ante la creciente inseguridad en las ciudades, encontramos aquí un mantra que proporciona protección.

Como práctica espiritual, la recitación de su mantra sigue el mismo proceso que todos los demás. Puesto que Tara es de color verde, visualizaremos la esfera de luz de este color determinado. De nuevo vienen hacia nosotros rayos de luz y néctar que nos purifican, y de nuevo sentiremos todo nuestro ser radiante, luminoso y lleno de fuerza.

Al final de la recitación, Tara se disuelve en luz, que tras penetrar por la coronilla, se absorbe en el corazón. Uno debe sentir con toda la claridad posible que ha recibido la gracia de la deidad.

EL MANTRA PURIFICADOR DE VAJRASATTVA

Vajrasattva, invocado con el mantra

OM VAJRASATTVA HUM

Es la pureza. Es de color blanco sin mácula y sirve para purificar todas las impresiones negativas que han quedado grabadas en nuestro ser a lo largo del día. No hay errores que Vajrasattva no pueda purificar. También sirve para eliminar malestares, enfermedades, impurezas o malos espíritus.

Para recitarlo, visualizar sobre la coronilla y absorber néctar blanco luminoso. Al final, se concluye con la convicción de que la purificación ha tenido lugar, así como el proceso de absorción de Vajrasattva en el corazón.

EL MANTRA DEL BUDA DE LA SABIDURIA

OM AH RA PA TSA NA DHI.

En la vida nos encontramos con muchas situaciones que requieren sabiduría. Necesitamos tener claridad para tomar una decisión, necesitamos conocer desde una perspectiva amplia las situaciones, necesitamos actuar rápidamente en una situación imprevista, necesitamos tener buena memoria, necesitamos profundidad en nuestras percepciones.

Esto es lo que nos proporciona este mantra de la sabiduría contenido en las palabras OM AH RA PA TSA NA DHI. Entre los tibetanos existe la costumbre de recitar la última sílaba de dicha oración nada más levantarse por las mañanas. Así, los niños se despiertan recitando el Dhi dhi dhi... para tener buena memoria en la escuela; las mujeres lo recitan para ser hombres en la próxima vida, probablemente por lo duro que resulta ser mujer en la cultura tibetana; los hombres, para ser grandes eruditos y sabios.

La recitación común sigue el mismo proceso que en los casos anteriores. El Buda o la esfera de luz en esta ocasión es de color naranja. Visualizada en frente o sobre la coronilla, mientras se recita el mantra, uno imagina que vienen rayos de luz y néctar que entran por la coronilla e impregnan el cuerpo de sabiduría. La recitación acaba absorbiendo la imagen visualizada por la coronilla hasta hacerla llegar al corazón.

MANTRA ARQUETIPO

"AUM MANI PADME HUM"

La primera sílaba de este mantra AUM (OM) se transforma, según el idioma en que se pronuncia en "OM"; pero mientras sean respetadas las condiciones mentales por las cuales se rige el empleo de esta sílaba, conserva su total eficacia.

"OM" simboliza lo eterno, lo que no muere, lo universal y absoluto, siendo una palabra potente que destruye todos aquellos obstáculos que han nacido del Ego. Como conclusión diré que "AUM" (OM) es la Realidad Suprema, La Unidad, DIOS. Para Suami Vivekananda "AUM", es "la palabra que simboliza a Dios", es "la salutación a Dios, Señor de todas las cosas.

La traducción literal de "MANI PADME" seria "Joya en la Flor de Loto", o sea la sabiduría esencial que se encuentra en lo más profundo de nuestro corazón. Es la Mente total de la que participan todas las mentes, la sabiduría esotérica escondida en lo más profundo de todo pensamiento exotérico (que espera ser desvelada), el objetivo y los medios para alcanzar la Sabiduría Suprema que nos lleve (por mediación de nuestro guía interior) a la comunión con la Mente Cósmica y al despertar del conocimiento.

La primera sílaba de este conjunto, "MANI" (alhaja o joya), es aquella que expresa la unión total con el Absoluto (Todo es Uno y el Uno está en Todo). Es el Verbo, lo actual, la elevación de nuestra conciencia hacia la Conciencia Suprema, abarcando la infinidad de la Totalidad por medio de nuestra reintegración en la Unidad. Es el Logro por uno mismo de la verdad espiritual, que nos conduce hacia la realización y el perfeccionamiento.

El sonido "PADME" (flor de loto), es lo arquetípico, lo fundamental y representa el estado de Contemplación (estado que nos conduce a la iluminación y al éxtasis). Cuando se alcanza la Paz interior y se aquieta la mente, la Luz del Alma (como la luz de la Luna ante la cual se abre el Loto) sale al exterior e ilumina el camino que nos lleva a la reintegración.

Finalmente, tenemos el vocablo "HUM". Este es el "Sonido del Silencio" como esencia de la Creación por la palabra. Ese sonido, que determinó la Creación, se encuentra grabado en lo más profundo de nuestra conciencia. Impreso en nuestro corazón y por su mediación logramos la unión con la Totalidad, que nos ofrece una visión completa del Infinito. Se trata de un poder totalmente desprovisto de "Ego". Representa la realidad ilimitada encarnada dentro del limitado ser individual. "HUM" proporciona energía vital a lo creado y destruye el pensamiento dualista; representa los principios y expresa sometimiento sin condición y beatitud.

Así pues, "AUM MANI PADME HUM" ayuda a elevar la conciencia para llegar al centro único de las causas primarias que los textos sagrados llaman "La joya en el centro del Loto.' Es una acción de gracias a Aquel que es el Sumo Hacedor de la Creación", siendo su significado literal: "Salud, ¡Oh alhaja en el Loto!, así sea.

¿EL PODER DE AUTOSUGESTION?

Estos son algunos de los mantras más conocidos en el budismo tibetano. Pero hay miles de mantras. Los hinduistas dicen, incluso, que éstos alcanzan la cifra se setenta millones, todos ellos con un objetivo principal permanente: acercarse a la divinidad.

La Tradición no considera muy apropiado utilizar las prácticas espirituales con fines mundanos. Sin embargo, también es cierto que si el cuerpo y la mente no están sanos y fuertes, es muy difícil el progreso espiritual. En este sentido está totalmente aceptada la utilización de mantras o de rituales para la curación.

Incluso las cosas más mundanas, como el éxito en los negocios, pueden ser parte de la práctica espiritual cuando sus beneficios se utilizan, por ejemplo para crear escuelas, hospitales o espacios con condiciones para la meditación.

En cualquier caso, a pesar de la existencia de esta tradición, uno siempre se pregunta si los mantras tienen realmente poder en si mismos o se trata de simple autosugestión. Posiblemente hay un poco de todo, como lo indica el hecho incuestionable de que personas que no creían en ellos han experimentado sus beneficios, como también han obtenido buenos resultados otras personas poseedoras de una fuerte fe pero que, al menos en teoría, hablan recitado el mantra incorrectamente.

En este, como en otros temas, lo mejor es que cada uno experimente por su cuenta y atestigüe los resultados. Al fin y al cabo, la práctica recitatoria de los mantras no exige condiciones especiales y está al alcance de cualquier persona que se decida a trabajar en ellos.

*****

EL MANTRA - OM NAMO MARAYNAYA

En las lecturas oficiales sobre la vida del Maestro Jesús se sabe que hasta los doce años vivió en Nazaret, pero no se menciona qué estaba haciendo entre los doce y los treinta años. ¿Dónde estaba?

Hay una leyenda que se encontró en la India la cual menciona mucho acerca de los viajes de Jesús en Oriente. Lógicamente durante esos viajes tuvo muchas experiencias y una de ellas, naturalmente, fue haberse familiarizado con los mantras del Lejano Oriente.

El mantra es un modelo de vibración y cuando se dice en voz alta, como ha sido recitado por miles y tal vez millones de gentes (millones y billones de veces), cada alma viviente diciéndolo como un acto de devoción, nos damos cuenta de que el punzón de la vida ha cortado un profundo modelo de vibración en el éter. Así que el mantra es dotado de un gran poder espiritual.

La recitación del mantra va a tener un efecto beneficioso sobre todo tu ser. Es un acto momentáneo de regeneración; puede cargar tu cuerpo físico. Puede liberar tu mente de las caricaturas que tal vez viste por televisión, las que son modelos de destrucción vibratoria.

¿Estás consciente de que hay patrones de guerra y destrucción para nuestros niños en muchas de las caricaturas que ven en la televisión? Lo vemos como un pasatiempo inocente, pero en realidad no lo es porque en muchos casos hay fuerzas malignas que crean estos programas e influencian a la gente (aunque los mismos productores no se den cuenta). Y todo esto es parte del modelo vibratorio de que estaba hablando.

Así que usamos estos mantras para consumir todos los patrones de destrucción, hasta patrones astrológicos negativos, que puedan entrometerse en tu mente consciente o subconsciente. Puedes empezar ahora mismo, dondequiera que estés, con un mantra simple que te beneficiará tremendamente si pones en él la devoción a Dios de tu corazón.

Separa las manos y los pies para que no estén en contacto. Siéntate rectamente en la silla o en la posición de loto o medio loto, como desees. Pon las manos con las palmas hacia arriba sobre las rodillas, juntando el dedo pulgar y el índice en el mudra jnana. Usarás un mantra indio muy poderoso:

Om narro Narayanaya

El significado es: "Reverencia al Sagrado Nombre (vibración/ identidad) del Creador dentro de la creación"

Según James Churchward, quien descifró las antiguas escrituras en sus libros sobre el continente perdido Mu, nos da el concepto de la serpiente de siete cabezas, el símbolo del Creador y la creación. El dice que "Nara" significa "el Divino", y "Yana", el "creador de todas las Cosas".

El concepto de la serpiente cósmica devorando su cola (lo que es una alegoría basada en Narayana, quien es la encarnación del Dios viviente) demuestra que todos nosotros estamos envueltos en ese patrón del espíritu. Las siete cabezas son los siete rayos de la Deidad, ilustrando la mente de Dios cubriendo el cosmos como siete planos de conciencia.

Así, el Creador entra en la creación a través de los siete rayos; y la cola, simbolizando a Omega, el fin (materia) retorna al principio, al Espíritu Alfa, en las rondas sucesivas de la Gran Inha­lación siguiendo los ciclos alternantes de la Gran Exhalación. Y depende de nosotros crecer en gracia (logro espiritual) por nuestra pro pía devoción y actos de amor al atraer esa energía divina.

Ahora, cuando cantamos el Om, recuerda que es el sonido sin sonido, el que es una pulsación sutil de la unión del Padre Divino con la Madre Divina. Y ese sonido cósmico, y el sonido sin sonido más allá, de Podo sonido que ha entrado en vuestro ser es Narayana. Así, el significado del mantra, una vez más es:

"Renuncio, me postro ante el Sagrado Nombre del divino Narayana, quien está presente en todo ser como la pulsación de la Vida y del sonido sin sonido."

Cuanto más te concentres sobre la Luz en tu corazón, visualizan do la llama trina de la Deidad ardiendo ahí, y aquietes tus pensamientos y sentimientos, más sentirás el tremendo poder de tu Presencia YO SOY que es generado para tu uso en el plano físico. Esto alcanzas al cantar este antiguo mantra. Su moméntum viene de miles de años de devotos que han estado cantando en templos hindúes, budistas y hasta en las cuevas de Jain y otros santos lugares.

Con este mantra expresamos nuestro profundo amor por la Persona de Dios en sus muchos atributos y principios. El sonido creativo, cargado con el sagrado aliento y nuestro amor, es el medio por el cual magnetizamos las cualidades de Dios en nuestra vida.

Esta es una ciencia espiritual muy profunda, y sus beneficios son genuinos. Así que asegúrate de mantener el respeto apropiado por el mantra, porque si lo haces, se convertirá en un poder transformador de tu vida.

Voy a darlo otra vez, y menciono que conviene repetirlo 33 veces:

OM NAMO NARAYANAYA

*****

EL SUTRA DE LA AUTOCURACION

Todos los budas han dicho: "No podemos lavar con agua tus acciones negativas. No podemos quitar con nuestras manos el dolor de los seres. No podemos implantar nuestras cualidades en ti. Tienes que desarrollar tus propias cualidades personales, sabiendo que acciones practicar y qué abandonar. Así que, por favor, realiza tu propia autocuración meditando en la interdependencia y el espacio.

Como parte del proceso de autocuración, Iama Gangchen sugiere la recitación del mantra:

OM MUNI MUNI MARA MUNI SAKYA MUNIE SOHA

Con ello se consigue un estado de paz y lucidez que logra que el paciente vea claramente en su interior el desequilibrio.

Junto con la recitación del mantra, el afectado, mientras respira, imagina que al inspirar las bendiciones de los santos y seres realizados vienen en forma de luz blanca atrayendo la energía positiva de los cuatro elementos, la energía de la longevidad y la capacidad de absorber el poder de los medicamentos. Al espirar, imagina que expulsa las pasiones y sentimientos negativos generados con nuestro cuerpo, palabras y mente.

Otra forma de visualización para acompañar la recitación del mantra consiste en imaginar que se crea una muralla de protección alrededor o entre los músculos y la piel, barrera que impide que nos afecten las energías negativas externas y que se pierdan las positivas internas.

Este mantra es muy efectivo, tanto para la enfermedad como para resolver dificultades y hallar protección sobre influencias negativas. En este último caso, al final de la práctica la energía positiva generada debe dedicarse para el bienestar de quien está causando el daño.

*****

MANTRAS DE LOS SIETE RAYOS

1er RAYO - AZUL

TEMPLO: De la Unidad Internacional y la Voluntad Divina, sobre Darjeling, India y Del Sagrado Grial, sobre Inglaterra.

MANTRA: Sauhu

CUALIDAD GENERAL: El gobierno del mundo, la organización grupal, la acción en todos sus aspectos, lleva a la realización la voluntad de Dios.

LLAMA: de matices de los 7 rayos con irradiación azul profundo (universo)

PENSAMIENTO FORMA GENERAL: Un sagrado Grial cristalino con irradiación azul real.

2do RAYO - AMARILLO DORADO

TEMPLO: del Loto Dorado, sobre China. MANTRA: Aum

CUALIDAD GENERAL: La instrucción, la acción adecuada del cuerpo mental, bajo la dirección de la intuición y la inspiración.

LLAMA: Explosión dorada

PENSAMIENTO FORMA GENERAL: Flor de loto blanco con irradiaciones doradas.

3er RAYO - ROSA

TEMPLO: del Corazón, sobre Francia

MANTRA: Klim

CUALIDAD GENERAL: La inteligencia puesta a la ótica y belleza.

LLAMA: Trina con irradiación rosa suave.

PENSAMIENTO FORMA GENERAL: Manos orando con irradiación rosa bebe cristalino.

4to RAYO - BLANCO

TEMPLO: de la Ascensión, junto a Shamballa, Long Island

MANTRA: Aim

CUALIDAD GENERAL: La expresión artística, lo que eleva, lo que genera confianza en el devenir.

LLAMA: Cristalina con irradiación cristalina.

PENSAMIENTO FORMA GENERAL: Pirámide de cuatro lados cristalina y dentro la cruz ANK.

5to RAYO - VERDE ESMERALDA

TEMPLO: de la Verdad y la Ciencia, sobre Atenas.

MANTRA: SHirim

CUALIDAD GENERAL: la sanación, su inspiración, la consagración.

LLAMA: Verde esmeralda pura.

PENSAMIENTO FORMA GENERAL: Caduceo dorado con irradiación verde esmeralda.

6to RAYO - ORO RUBI

TEMPLO: de la Paz, sobre San Juan de Puerto Rico.

MANTRA: Hirim

CUALIDAD GENERAL: La devoción, la conciencia de prosperidad, el di penar de los poderes del alma (gracia).

LLAMA: Rosa con irradiación rosa

PENSAMIENTO FORMA GENERAL: Dos pescados opuestos dorados unidos p un hilo dorado sobre una irradiación oro-rubí.

7mo RAYO - VIOLETA

TEMPLO: de la Familia Ejemplar, sobre Santo Domingo

MANTRA: Glauco

CUALIDAD GENERAL: La libertad espiritual, la conciencia crística individual y grupal, la síntesis, la acción grupal, la mística como expresión en lo cotidiano, conciencia de unidad cósmica.

LLAMA: Violeta amatista con irradiación amatista cristalina.

PENSAMIENTO FORMA GENERAL: Una rosa con varias gamas del violeta.

MANTRA DE LA SUERTE

OM, EL MANTRA UNIVERSAL

La sílaba OM es el sonido primordial: según la tradición hindú, es Brahma, aquello que existe, lo que ha existido y lo que en el futuro pudiese llegar a existir; es el ser interno y el ser que es el Universo. Todo es Brahma. Todo es OM.

OM es universal porque absolutamente todos los seres humanos pueden utilizarlo, ya sea mentalmente, oralmente, a solas o en grupo.

Aquel que medita en OM se libera del yugo humano. OM salva, protege y exalta la conciencia; es la gloria, la paz y la perpetua felicidad.

COMO SE PRACTICA: Para desarrollar la relación con los planos místicos superiores, puedes utilizar el OM de la siguiente manera:

1) Inspirar profundamente por la nariz antes de emitir cada sonido.

2) Después de empezar a pronunciar el sonido OM con la boca abierta, continuar el mismo con la boca cerrada (0... Mmmmmmmmmmmm)

3) Tragar la vibración de la última letra (M) y orientarla mentalmente como una corriente de sonido fluyendo por el interior de tu cuerpo hasta visualizar la energía producida sobre la parte superior de tu cabeza (chacra coronario).

4) Continuar repitiendo el mantram hasta que la visualización sea lo más clara posible.

5) Practica este -o cualquier mantram- en un lugar silencioso, sereno, sin ruidos y en un estado de armonía total, ya sea que estás a solas o lo hagas en grupo.

El efecto obtenido será una conexión perfecta con el plano espiritual debido a la cual, obtendrás los beneficios deseados.

SIVA MANTRAM 0 MANTRAM DEL BIENESTAR

Este mantra calma rápidamente los estados nerviosos de la mente, destruye los malos deseos y pensamientos, procura el desapego hacia los objetos materiales y otorga sabiduría.

Su fórmula en sánscrito que puedes pronunciar fácilmente, es: OM NAMAH SIVAYA

Que significa "reverencio a Shiva", el Señor.

Practícalo cuando te sientes en estado nervioso, ansioso, angustiante y falta de paz. Puedes practicarlo sola o en grupo.

1) Inspirar profundamente por la nariz antes de emitir cada sonido.

2) Visualizar el color azul y repetir lentamente las tres palabras mientras exhalas el aire.

Es conveniente pronunciar este mantram entre 5 y 10 minutos como mínimo. El efecto será inmediato: tu mente se llenará de armonía, tu espíritu se apaciguará y todo lo negativo desaparecerá. Este mantram tamián es universal.

MANTRAM PARA PROLONGAR LA VIDA

Este mantram es provechoso para evitar accidentes y vivir una larga vida sin enfermedades; según la tradición hasta en una catástrofe natural, debido a su fuerza la persona que lo recita se salva.

Puedes practicarlo a solas o en grupo, siendo sus palabras en sánscrito: OM JUM SAH VASATA

1) Procede como en los mantrams anteriores.

2) Visualiza el color verde mientras lo recitas.

3) Este, como todos los mantrams, surte efectos más rápidos cuanto más veces se lo recite.

MANTRAM PARA LA PROSPERIDAD

Este mantram es especialmente indicado para mantener o acrecentar los bienes materiales, y adquirir riquezas bien habidas. Las palabras en sánscrito son: OM SRI MAHALAKSHMYAI NAMAH

Para practicarlo procede como en los anteriores, pero visualizando el color rojo. Se trata de una invocación a la diosa hindú de la riqueza (Kashmi).

MANTRAM TÁNTRICO PARA ATRAER EL AMOR

Este mantram tiene reputación de infalible para atraer el sexo opuesto de manera tal que se convierta en una relación de amor estable, matrimonial y duradero.

Las palabras son: JUM STRIM OM

Procede, para practicarlo, de la misma manera que con los anteriores, visualizando el color rosado.

No olvides que la persona que quieres atraer para que te ame, debe ser libre, es decir, no tener otra pareja, no romper una unión una familia, etc.; de lo contrario, no te dará el resultado esperado.

EL KRISHNA MANTRAM 0 MANTRAM DEL GRAN PODER

Este mantram otorga una fuerza extraordinaria, tanto física, como mental o espiritual. Con él se consigue vencer los obstáculos de toda índole y salir victorioso de los problemas y las luchas con tra los enemigos y las negatividades.

Las palabras en sánscrito son: OM KUM KRISHNAYA NAMAH

Practícalo de la misma manera que los otros, visualizando el color azul oscuro.

CONSEJOS UTILES

1) Para crear una atmósfera adecuada será conveniente quemar un poco de incienso para purificar el cuerpo a través del olfato.

2) Una vez comenzado el trabajo con un mantram, no debe ser interrumpido a menos que se haya obtenido algún resultado; de lo contrario, nunca se sabrá si funcionan.

3) Los mantrams deben ser repetidos preferentemente en un volumen de voz que se superponga a otros estimules auditivos provenientes del ruido ambiental.

4) Por el carácter sagrado que tienen, no deben tomarse como un juego, sino pronunciarlos o recitarlos en un total estado de devoción

* * * *

1 comentario:

Fernando dijo...

Muchas gracias, Alexis. Es un poco confusa la pronunciación de algunos mantras que están escritos de manera distinta en otros foros.
¿Me pregunto que pasará si se practican varios mantas a la vez?