6 de agosto de 2009

El Colibrí - Historia

wendeunk@yahoo.com.ar

colibrijpg El colibrí brinda el regalo de la belleza. El colibrí cabeza granate o rubí es el más común en los bosques subantárticos de la Patagonia. Este animalito tan pequeño permanece en la zona durante todo el año, gracias al aporte energético que en el invierno le brinda el quintral. Indica la resistencia y perseverancia de esta avecilla. Nos muestra como avanzar sin agotarnos.

Cuando busca pareja, el colibrí reclama un territorio y atrae a una hembra a él. Cuando ella aparece, él despliega una danza elaborada dando vuelos en forma de arco perfecto hacia atrás y hacia delante. El arco simboliza un puente luminoso conectando una vida con otra. El macho inicia el proceso de creación y la hembra lo culmina. El arco, entonces, se convierte en un círculo, un ciclo completo. Cuando el colibrí vuela a tu vida puede indicarte la necesidad hacia ti mismo de completar una lección específica que has estado evitando. Una vez que el acto de la cópula está hecho, los machos salen en la búsqueda de otras hembras. La hembra se queda en el nido incubando los huevos por un espacio de 16 días para que eclosiones y ella los alimente. El número 16 es fundamental para quien tiene esta medicina. Representa cambios en períodos de 16 días.

El colibrí mueve sus alas a la fantástica velocidad de 90 batidos por Segundo durante vuelos normales, y a más de 200 durante el período del cortejo, dándole al ave su característico zumbido. Tiene un excelente manejo de maniobrabilidad en vuelo. Puede sostenerse en el aire, volar hacia atrás, hacia delante y los costados. Vuela a todos lados pues no puede caminar bien. Tiene la ventaja de ver las cosas desde todos los ángulos y puede mostrarte cómo expandir tu percepción.

El colibrí es pequeño pero gasta muchísima energía volando, por lo que requiere grandes cantidades de azúcar, libando flores para estar vivo. Debe comer el doble de su peso diariamente. Debido a su minúsculo tamaño y su gran nivel de actividad, pierde calor corporal con rapidez, por lo que debe digerir su alimento rápidamente. Aquellos con este tótem deben revisar sus niveles de azúcar y cuidar de su sistema digestivo.

El colibrí nos remite a las bellezas y maravillas de este mundo. Mediante su velocidad y sonido nos sobresaltan, ayudándonos a poner atención fuera de lo mundano para que reconozcamos y apreciemos la belleza de la creación.

http://wayran.blogspot.com

2 comentarios:

fire dijo...

Soy de Mexico y me encanta la historia del colibri porque siempre me ha seguido desde que yo era chico hasta estuve estudiando en una escula que se encuentra en un a calle llamada colibri.

Aca en mi país esta ave se le consideraba sagrada por que cuando morian los guerreros de las antiguas ciudades(recordemos que eran sacrficados, lo cual era un honor) y otros en combate regresaban a la Tierra en forma de colibríes. se argumentaba que ellos seguian siendo los guerreros pero que ayudaban ahora al Padre sol a levantarse hasta llegar al cenit y de ahi las mujeres muertas en parto le ayudaban a descender.

Hay un lugar en el estado de Michoacan que se llama Tzintzuntzan que significa lugar de colibries.

Magico no?
Ha! y simbolizan amor tambien quien vea uno de ellos sera proximo a encontrar a su pareja

Alexiis dijo...

Gracias por tu interesante información, pero no soy la autora de este mensaje, salvo que lo he publicado en mi blog.
Cariños, Alexiis